No, no te vas a volver pulpo, te lo prometemos.

Enfermedades Prevención Salud

Molluscum Contagiosum es una enfermedad cutánea muy común provocada por un virus de la familia Poxvirus, que pertenece a la misma familia e la viruela. Se encuentra en todo el mundo y el mejor lugar para propagarse es en lugares húmedos y templados, por lo que las piscinas, toallas y trajes de baño y objetos relacionados a estos lugares, son focos de contagio. Afecta muchísimo a los niños, aunque los adultos no están exentos de sufrirla ya que se puede transmitir por vía sexual. Es benigna y desaparece sola.

Es altamente contagiosa, por lo que se puede transmitir con un apretón de manos. Los síntomas que se presentan son:

– Pápulas (nódulos) en la piel rojizos y con aspecto de perla, pero con un hundimiento en el centro.

– Estas pápulas no causan mucha comezón a menos que se rasquen mucho y se replican en filas y las zonas donde la persona se haya rascado.

– Las zonas más afectadas son el cuello y los párpados.

La enfermedad cede por sí sola a las pocas semanas, sin embargo, el periodo de cura total puede tardar hasta dos años. Aunque es posible que, dependiendo del número de lesiones, se receten cremas tópicas o se retiren quirúrgicamente.

La prevención en niños es la buena higiene y cuidado de los lugares en donde están y para los adultos, la actividad sexual monógama, si es posible, o con protección en cada relación, lo cual, aunque no es garantía, reduce bastante el porcentaje de contagio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *