¡Cuidado con la fiebre de Lassa!

Enfermedades Salud

La fiebre de Lassa es una enfermedad hemorrágica originaria de África, en donde sigue presente hoy en día en su parte occidental. 

Se transmite a los humanos a través de objetos o alimentos contaminados con excremento de rata que también son endémicas de esa parte del mundo.

Aunque la enfermedad fue descubierta en los años 50, fue hasta 1969 que se aisló el virus y aunque es endémica de África, se han detectado casos en Europa. La tasa de mortalidad es del 1%, sin embargo, llega a 15 en pacientes hospitalizados.

Síntomas:

– Se incuba entre 2 y 21 días. 
– Hay fiebre, debilidad y malestar general.
– Dolor de cabeza
– Náuseas
– Diarrea
– Vómito
– Tos.

Los casos graves presentan:

– Tumefacción facial
– Derrames pulmonares
– Hemorragias bucales, nasales, vaginales y gastrointestinales.
– Hipotensión

El 25% de los pacientes que sobrevive, presentan sordera y en la mitad de ellos, la mitad recupera la audición entre 1 y 3 meses después. Durante esta recuperación también hay caída del cabello.

El diagnóstico es difícil al inicio de la enfermedad debido a los síntomas y que es complicado distinguirla de otras fiebres hemorrágicas como el ébola, el paludismo, la fiebre tifoidea y la fiebre amarilla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *