¿Conocías este interesante dato? #Botulismo

Enfermedades Salud

El botulismo es una enfermedad muy grave y mortal, sin embargo, es inusual. Es una intoxicación causada por neurotoxinas muy potentes que se forman en alimentos contaminados. No se puede contagiar de persona a persona.

Las esporas de la bacteria que produce la enfermedad son resistentes al calor y fácilmente se propagan en el medio ambiente, pero en ausencia del oxígeno germinan, crecen y excretan toxinas. 

Estas toxinas afectan al sistema nervioso y se caracteriza por parálisis flácida descendente que puede producir insuficiencia respiratoria. Inicialmente, los síntomas se manifiestan entre 12 y 36 horas después de la ingesta de comida y son:

– Fatiga intensa
– Debilidad
– Vértigo
– Visión borrosa
– Boca reseca
– Dificultad para hablar y tragar
– Vómito
– Diarrea
– Constipación e irritación abdominal.

Luego viene la debilidad en cuello y brazos, se afectan los músculos respiratorios y los de la parte inferior del cuerpo. Sin embargo, no hay fiebre o pérdida de conciencia.
Aunque la incidencia de la enfermedad es baja, es muy mortal si no es tratada rápidamente. 

La bacteria es anaerobia y se reproduce en productos con bajo consumo de oxígeno, es decir, en productos enlatados que no fueron hechos con las debidas precauciones e higiene.

La toxina se ha encontrado en diversos alimentos enlatados, embutidos o en conserva como:

– Espinacas
– Setas
– Betabel
– Pescados enlatados (incluido el atún)
– Pescados fermentados, salados o ahumados
– Jamón
– Salchichas

La bacteria del botulismo también se usa en la fabricación del botox. El tratamiento utiliza la neurotoxina tipo A diluida y purificada. Es bien tolerado por los pacientes y en raras ocasiones causa efectos secundarios.

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

A veces, el botulismo puede ser mal diagnosticado, los exámenes de laboratorio confirman la presencia de la bacteria. Una antitoxina debe ser administrada lo más rápido posible, igual que antibióticos e incluso ventilación mecánica durante semanas o meses. El tratamiento es eficaz si se aplica rápidamente. Aunque hay una vacuna de botulismo, se usa muy pocas veces debido a que su eficacia no ha sido comprobada.

La mejor prevención es la buena higiene en la preparación de alimentos ya que la pasteurización de los alimentos no siempre mata a las bacterias. La OMS creó 5 claves para la inocuidad de los alimentos y prevenir la intoxicación, estas 5 claves son:

1. Mantenimiento de la higiene
2. Separación total de alimentos crudos y cocidos
3. Cocción total
4. Mantenimiento de los alimentos a temperaturas seguras
5. Utilización de agua potable e ingredientes crudos seguros

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *