De costa a costa: África se une para combatir la amenaza de la poliomielitis

Vacunas para el viajero

Más de 190 000 vacunadores contra la poliomielitis en 13 países de África occidental y central inmunizarán a más de 116 millones de niños durante la próxima semana para derribar el último bastión de la poliomielitis en el continente.

La campaña sincronizada de vacunación, una de las más ambiciosas jamás emprendidas en África, forma parte de las medidas urgentes adoptadas para poner fin de forma permanente a la poliomielitis en el continente. Todos los menores de cinco años de 13 países (Benin, Camerún, Chad, Côte d’Ivoire, Guinea, Liberia, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Sierra Leona) serán inmunizados al mismo tiempo en un esfuerzo coordinado por incrementar la inmunidad infantil a la poliomielitis en todo el continente.

En agosto de 2016 cuatro niños quedaron paralizados a causa de la enfermedad en zonas poco seguras del estado de Borno, al nordeste de Nigeria, considerado el único lugar del continente en el que el virus se mantiene fuerte.

«Hace 20 años, Nelson Mandela puso en marcha la campaña panafricana ‘Desterremos de África la poliomielitis’», señaló la Dra. Matshidiso Moeti, Directora Regional de la OMS para África. «En aquel momento, la poliomielitis era endémica en todos los países del continente, sin excepción, y cada año más de 75 000 niños quedaban paralizados para siempre a causa de esta terrible enfermedad. Gracias a la dedicación de gobiernos, comunidades, padres y profesionales de la salud, la enfermedad ha quedado relegada en estos momentos a su último reducto».

No obstante, la Dra. Moeti advirtió que los progresos son frágiles, dada la naturaleza epidemiógena del virus. Si bien ha quedado confinado a una región relativamente pequeña del continente, los expertos han señalado que el virus podría propagarse fácilmente a zonas poco protegidas de los países vecinos. Por ello, los ministros regionales de salud pública de cinco países de la cuenca del Lago Chad (Camerún, Chad, Níger, Nigeria y República Centroafricana) han declarado el brote emergencia regional de salud pública y se han comprometido a llevar a cabo múltiples campañas sincronizadas de inmunización.

La Sra. Marie-Pierre Poirier, Directora Regional del UNICEF para África Occidental y Central, señaló que con el firme compromiso de los líderes de África, se confiaba en poder liquidar este último reducto de la poliomielitis, lo que protegería de una vez por todas a todas las generaciones futuras de niños africanos de los efectos invalidantes de esta enfermedad. «La erradicación de la poliomielitis será una victoria sin parangón que no solo arrancará a todas las generaciones futuras de niños de las garras de una enfermedad que es totalmente prevenible, sino que también demostrará al mundo lo que África puede hacer cuando se une tras un objetivo común».

Con objeto de frenar lo antes posible la propagación potencialmente peligrosa de la poliomielitis, los voluntarios repartirán dosis de la vacuna antipoliomielítica oral bivalente (bOPV) por todas las casas de todas las ciudades, pueblos y aldeas de los 13 países.

Para lograr su objetivo, este ejército de voluntarios y profesionales de la salud trabajarán hasta 12 horas diarias, desplazándose a pie o en bicicleta, a menudo con una humedad asfixiante y temperaturas superiores a 40° C. Cada equipo de vacunación llevará la vacuna en maletines especiales, llenas de paquetes de frío para mantener la vacuna por debajo de los 8° C requeridos.

«Esta extraordinaria respuesta coordinada es exactamente lo que se necesita para frenar el brote de poliomielitis», comentó Michael K. McGovern, presidente del Comité Internacional PolioPlus de la Asociación Rotaria Internacional. «En estos países africanos todos los ámbitos de la sociedad civil–cada comunidad, cada progenitor y cada líder comunitario– se están uniendo para lograr un objetivo común: proteger a los niños de la parálisis de por vida que provoca esta terrible enfermedad».

La colaboración plena de los líderes políticos y comunitarios a todos los niveles –incluso al de distrito– se considera crucial para lograr los objetivos de la campaña. Solamente con su participación sin reservas se movilizan todos los sectores de la sociedad civil para poder llegar a cada niño.

Nota para los redactores. Medicina preventiva para el viajero

La vacuna antipoliomielítica oral bivalente (bOPV) inmuniza contra dos de los tres serotipos de poliovirus salvajes (el 1 y el 3). El poliovirus salvaje de tipo 2 se ha erradicado.

La Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis (IEMP) está dirigida por los gobiernos nacionales bajo el liderazgo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Rotaria Internacional, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Desde su puesta en marcha en la Asamblea Mundial de la Salud de 1988, la IEMP ha reducido la incidencia mundial de la poliomielitis en más del 99%.

Recibe apoyo financiero de los gobiernos de los países afectados por la poliomielitis, de fundaciones del sector privado, gobiernos donantes, organizaciones multilaterales, donantes individuales, organizaciones humanitarias y no gubernamentales, y empresas privadas.